Prepare a sus hijos para la mudanza

Publicado en por Alejandro mendez

Prepare a sus hijos para la mudanza: Hable con franqueza y escuche sus inquietudes

Ya realizó los trámites de cierre y está listo para planear la mudanza a su nueva casa. Sin embargo, ¿se ha puesto a pensar cómo se sentirán sus hijos ante este importante cambio?

Dependiendo de la edad, las preocupaciones de los niños en relación con la mudanza serán distintas. Para los que están en edad preescolar y los pequeños que están empezando la vida escolar tal vez su preocupación será perderse o que los dejen atrás durante la mudanza. Para los adolescentes, los amigos son de importancia vital. Una mudanza significa abandonar a sus amigos, adaptarse a un grupo nuevo y forjar nuevas amistades.

Aproveche la curiosidad y sentido de aventura de sus hijos cuando les diga que la familia se va a mudar y ayúdelos a considerar la mudanza como una experiencia llena de posibilidades emocionantes. Enseguida presentamos consejos prácticos que le ayudarán a compartir la noticia con ellos:

  1. Hable de la mudanza con sus hijos lo antes posible. Los niños necesitan tiempo para acostumbrarse a la idea de mudarse. Los adolescentes en particular necesitan tiempo para afligirse por dejar a sus amigos y prepararse para hacer nuevas amistades. Si usted habla con ellos demasiado tarde es posible que se sientan traicionados por esconder un secreto importante.
  2. Explíqueles por qué y adónde se mudan. Recuerde la importancia de responder con franqueza todas sus preguntas. Respuestas como "porque yo lo digo" no facilitan las cosas. Algunos ejemplos de razones que les puede dar: "A papá lo ascendieron en el trabajo y nos mudamos a donde estará su nueva oficina”; "desde que el abuelo se enfermó, la abuela necesita nuestra ayuda y nos mudaremos cerca de ellos". Utilice imágenes, fotos y mapas del la nueva comunidad para que la mudanza sea vista de manera más concreta.
  3. Explique las ventajas de la mudanza para la familia. Si tiene hijos pequeños, explique que se mudan a otra ciudad porque las escuelas son mejores y tendrán más actividades, programas deportivos o grupos musicales. Para los hijos adolescentes una motivación puede ser que finalmente van a tener su propia habitación o que se mudarán a una ciudad donde el transporte público es mejor, lo que les facilitará salir solos. Sea creativo y encuentre la manera de vincular la mudanza con algún talento o un interés que su hijo pueda cultivar en el nuevo lugar.
  4. Dígales cómo pueden ayudar en la mudanza. Éste es un buen momento para recalcar que se trata de un acontecimiento familiar y que todos van a participar en planificar, empacar y hasta en escoger la nueva casa. Si sus hijos son mayores, déles una idea del cronograma y el plan de la mudanza. Imprima y comparta las listas de verificación de la mudanza para que ellos empiecen a pensar en las cosas que pueden hacer y cómo pueden prepararse para la mudanza.
  5. Tranquilícelos asegurándoles que su vida no cambiará drásticamente. Señale los aspectos que usted sabe que serán básicamente iguales en la nueva casa y en la nueva comunidad, como tener un jardín e ir a la escuela. Explíqueles que las mascotas y sus objetos favoritos también irán a la nueva casa. Si los niños tienen clases y otras actividades que les gustan, dígales que encontrarán nuevos instructores y programas para ellos.

Recuerde que lo más importante es hablar con ellos sobre cada uno de los pasos del proceso y hacerlos parte de la experiencia. Contacte a un agente de CENTURY 21 en español para platicar con detalle acerca la mejor manera de preparar a sus hijos para la mudanza y disfrutar al máximo su nueva casa

Comentar este post